Duerme ligerita

Para tener dulces sueños y no pesadillas...

  Es recomendable que la cena no sea muy pesada, ya que es la comida más cercana a la hora de dormir y en ocasiones, no hay tiempo suficiente para hacer una buena digestión. Por eso lo ideal es comer frutas o verduras al vapor, incluso una ensalda o algo de pescado; además, procura cenar una hora antes de ir a la cama.

Comentarios